Dr_Enrique_Dominguez

INTOLERANCIAS Y ALERGIAS ALIMENTARIAS

El jueves 19 de octubre, como parte del Acto Académico de Apertura de curso 2017-2018, el Dr. Enríque Domínguez-Muñoz , Jefe de Aparato Digestivo del CHUS y profesor de la USC, impartió la conferencia: “Intolerancias  y alergias alimentarias: ¿Una epidemia del siglo XXI? “. Muy interesante, que podéis seguir directamente en YouTube.

Intolerancias y alergias alimentarias ¿Una epidemia del siglo XXI?

Comenzó su conferencia advirtiendo que, en los últimos años, se ha ido creando una burbuja con pseudoinformación sobre la intolerancia o alergias alimentarias.

Desde hace muchos años -dijo- estamos viviendo un boom de sobrepreocupación sobre la alimentación y sobre la intolerancia a ciertas comidas. Si pones en internet la palabra “intolerancia” o “alergia alimentaria” saldrán millones de páginas web, lo que da idea del impacto sobre la población. Al otro lado de la balanza, también se ha registrado un pico sobre estas cuestiones en investigación, con una gran proliferacoin de artículos científicos.

Por este motivo recetó un poco de cordura. ante esta sobresaturación de noticias, la gran preocupación social y los intereses creados por ciertas industrias alimentarias. Para el Dr. Dominguez, esta cordura se centra en comer bien y de forma saludable. Y, sobre todo, tener un diagnóstico preciso -por ejemplo- ante una intolerancia a la lactosa. No se trata de quitar alimentos de nuestra dieta “porque pensamos que somos intolerantes”.

No se trata de quitar alimentos

de nuestra dieta “porque pensamos

que somos intolerantes”.

Hay pacientes que acuden a los centros de Atenciín Primaria por molestias digestivas que asocian a un determinado alimento. Pero… ¿Realmente es así o es porque este paciente está sobre informado o sobrepreocupado? Por este motivo, será importante un diagnóstico preciso antes de tomar medidas. “No se puede dejar -puso como ejemplo- lactosa, porque uno crea que su ingesta no le va bien. Ya que, si sigue mal, después eliminará el gluten e irá retirando de su dieta alimentos que seguramente deberían estar incluidos”. Por eso -señaló el Dr. Domínguez- será necesario aplicar a estos casos el sentido común y acudir a un especialista si esa intolerancia que parece que siento no me deja hacer vida normal.

Señaló las diferencias entra las intolerancias y las alergias. Puso en duda que se tratara de un epidemia real. Al contrario de la alergia alimentaria-explicó en sus palabras- que implica una respuesta inmunológica específica frente a un alimento concreto independientemente de la cantidad que se ingiera, la intolerancia se debe más bien a la incapacidad de digerir o metalizar adecuadfamente un alimento, dando lugar a molestias digestivas.

También explicó que, en frecuentes ocasiones, estas molestias digestivas se deben  a los cambios que sufre nuestro parato digestivo con el paso de los años. El paso del tiempo nos lleva a tolerar peor algunos alimentos sin que por eso tengamos que pensar en suprimirlos. Muchas veces se tratará de saber ingerirlos en un monento adecuado. Por ejemplo, un yogourth después de otros alimentos es más fácil de digerir que si me lo tomo sin nada más. Es más, en muchas ocasiones personas intolerantes a algunos alimentos pueden ingerirlos y hacer una buena digestión si los saben tomar en su momento adecuado. Un intolerante a la leche seguramente tolere mejor la leche entera, que la semidesnatada porque ese plus de grasa le facilita la disgestión. No es bueno suprimir los alimentos lacteos porque el hacerlo nos puede ocasionar algunas enfermedades.

La dieta española se está occidentalizando. Nos aproximamos a EEUU con un elevado porcentaje de personas con obesidad. El ritmo de vida actual, tan ajetreado y que resta tiempo para cocinar, nos está llevando a un peligroso cambio de hábitos dietéticos que pueden derivar en un aumento de alergias alimentarias, alertó ele Dr. Domínguez.

 

Translate »