Arosa al día

Lo bueno de vivir en una residencia universitaria en Santiago de Compostela es que estamos en el centro de Galicia y los fines de semana podemos acercarnos de excursión a muchos sitios increíbles. En septiembre aprovechamos para subir el Monte Pedroso (una ruta de senderismo santiagués muy sencillo), el Monte Pindo en Carnota (macizo de 627 m de altura a escasos 2 km del mar) y disfrutamos de unas vistas espectaculares de la playa de Carnota. Aunque hubo quien prefirió repetir, otro grupo se dedicó a Ferrol el domingo visitando las famosas Meninas de Canido, sus calles y la espectacular playa de Doniños.

Octubre trajo otras rutas como la del faro de Cabo Home situado en Cangas (Pontevedra). Toda esta zona tiene un gran valor natural debido a sus cabos y acantilados y unas vistas privilegiadas a las Cíes y a las Ons, donde recordamos nuestros viajes en barco para empezar el curso ¡La belleza existe y las vacaciones también!

Otra excursión imprescindible para la conexión con Galicia es a San Andrés de Teixido, con la ruta de la playa de Area Negra y la fervenza de Teixidelo para la gente intrépida, porque ni la lluvia para a las personas más deportistas en este colegio mayor.