LA ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA QUE ENCIERRA SANTIAGO

El martes 28 de noviembre cerramos el día con un conferencia que a todos nos dejó sorprendidos al descubrir tantas huellas de la Arquitectura Contemporánea entre las calles de Santiago.

David Chao comenzó situándonos a los arquitectors contemporáneos de mayor influencia -Gropius,  Mies van der Rohe,  Le Corbusier, Aalto… etc.- con las obras más destacadas de Arquitectura. No habló del reto que asumieron Xerardo Estevez y Manuel Fraga en su momento para dar una vuelta a los edificios más representantivos de Santiago, consiguiendo introducir la arquitectura contemporáneo dentro de Santiago de Compostela.

Albert Viaplana  y Helio Piñón

Comenzamos con Albert Viaplana y Helio Piñón: Reodenación da Avenida Xoán XXIII (1991-1994).

El eje de la avenida Juan XXIII, abierto en los años sesenta se convirtió en el eje de acceso fundamental al mismo corazón del casco histórico. La reordenación, encargada a los arquitectos Albert Viaplana y Helio Piñón, resolvió las exigencias funcionales del acceso de tráfico, las necesidades de estacionamiento de coches y autobuses, remodelando un aparcamiento existente, obra de Julio Cano Lasso, y estableció un diálogo interesante entre lo nuevo y las piezas monumentales de los edificios conventuales de San Francisco y San Martín Pinario, que constituyen el fondo perspectivo de la avenida.

Todo el complejo se resuelve con planos escalonados desde la plataforma de la avenida, que pliegan sus bordes para ofrecer asiento y protección a los viandantes, pavimentados en granito. El elemento que protagoniza el conjunto es una larga marquesina de soportes de acero y cubierta de cristal, que protege el recorrido de los peatones hacia el acceso al casco histórico. Esta marquesina se apoya en gruesos soportes cónicos de acero en su lateral hacia el tráfico y finos tubos, de este mismo material, hacia el paisaje presidido por el monte Pedroso. En su largo recorrido hacia la mole pétrea de San Francisco va disminuyendo de altura acompañando el recorrido hacia el corazón de la ciudad histórica, jugando con los fondos perspectivos y la percepción de distanccias.

Andrés Reboredo: Parlamento de Galicia (1987-1988)

Arquitecto: Andrés Reboredo
Fecha: 1987-1988
Zona: Ensanche

En 1987 Andrés Reboredo obtiene el primer premio en un concurso convocado para seleccionar el proyecto que transformaría el Cuartel del Hórreo en el Parlamento de Galicia. El gran edificio militar que se rehabilita posee una planta rectangular, con las esquinas resaltadas por cuerpos salientes y de mayor altura. En su centro existe un único patio, en torno al que discurren todas las circulaciones. Exteriormente el edificio apenas mostrará cambios sustanciales, manteniendo su severa fachada, con la excepción de la construcción de una magnífica verja de acero oxidado, compuesta por piezas exentas, colocadas de canto, altas y agudas, que permiten ver el exterior del edificio, en visión frontal, pero que en escorzo se convierten en un muro opaco con el singular color y textura del metal oxidado.

Todos los usos y dependencias encuentran su acomodo en el interior del gran edificio existente, excepto el salón de plenos, corazón funcional y simbólico del Parlamento, que se dispone como una caja blanca en el centro del patio central, conectada con el cuerpo de acceso. Este nuevo volumen está sostenido por una retícula de finos pilares metálicos, también blancos, que liberan su conexión con el suelo, permitiendo la continuidad del espacio ajardinado del patio. El interior de este salón de plenos está totalmente forrado de madera. Con este material y grandes formas curvas, con las que se diseñan la disposición de los bancos, la bóveda de lamas del techo y el hueco que se abre tras la tribuna, se crea un ambiente a la vez solemne y acogedor, adecuado para el debate político.

La última intervención en el edificio para la que fue solicitada la participación de su arquitecto fue la ampliación de despachos para parlamentarios. La solución fue la disposición de un edificio enterrado, conectado con el principal y abierto a pequeños patios arbolados, como las oficinas enterradas de la sede de UNESCO en París.

IAGO SEARA: Rehabilitación de San Martiño Pinario (Arquivo Histórico e Museo Diocesanos) (1989-1991)

Algunas fotografías del interior del Archivo diocesano que guarda San Martín Pinario con la rehabilitación hecha por Iago Seara.  Una rehabilitación ghecóha con gran sensibilidad, respetando las estructuras del antoiguo edificio.

JOAQUÍN FERNÁNDEZ MADRID: Sede da Dirección  Xeral da Policía Autonómica (1992-1994)

 

Arquitectos: Joaquín Fernández Madrid e Pedro R. Iglesias Pereira.
Fecha: 1992-1994
Zona: As Fontiñas

La sede de la policía se encuentra en una parcela en la zona más alta del Polígono de Fontiñas, un nuevo barrio compostelano, del tamaño del casco histórico de la ciudad. El edificio aprovecha las condiciones del terreno, con fuerte pendiente, para resolver su programa con dos volúmenes contrapuestos: un zócalo, en una única planta, alrededor de un patio cuadrado, y un prisma rectangular, colocado en la parte más alta del terreno, sobre el edificio-zócalo.

Las dos piezas, con el contrapunto de una esbelta torre de telecomunicaciones en metal blanco, establecen un diálogo entre contrarios. El zócalo es macizo y ciego, forrado en piedra y abierto hacia el patio, que en todo momento queda escondido desde la calle. El prisma, colocado en la parte más alta de la parcela, sobre el zócalo, aparece ligero, con un rematado de metal gris y con numerosos huecos. Este volumen es el único que percibe un observador poco atento, quedando reducido el edificio a ese liviano bloque. Esta decisión de proyecto simplifica la imagen de la sede policial, escondiendo una parte sustancial de sus espacios, y transformando toda su riqueza organizativa en la imagen simplificada de un prisma ligero apoyado sobre un zócalo macizo.

Desde la entrada principal al edificio, es posible entender, una vez franqueado el control de acceso, la organización espacial del conjunto. Desde el espacio del vestíbulo, quedan a la vista el patio, las circulaciones en su perímetro y las escaleras y ascensores, por medio de los que se accede a las plantas superiores del prisma metálico.

CARLOS MEIJIDE CALVO: Escola Galega de Administración Pública-EGAP (1995-1996)

Arquitectos: Carlos Meijide Calvo
Fecha: 1995-1996
Zona: As Fontiñas

En la ordenación reticular de Fontiñas, en una de las piezas cuadradas, delimitadas por calles paralelas y perpendiculares, Carlos Meijide proyectó la Escola Galega de Administración Pública. Este edificio es un severo prisma, forrado de piedra caliza, con cubierta plana, apenas animado por los huecos delimitados por carpintería metálica de color gris oscuro y alguna pasarela del mismo color, que sirve a su mantenimiento y limpieza. En el centro del edificio se abre un patio cuadrado, como si se tratase de un sobrio espacio conventual. El cerramiento hacia este patio, una tensa piel de vidrio, permite entender el funcionamiento del edificio, que se revela tan rico y complejo desde este vacío interior, como hermético y compacto desde el exterior.

Desde el patio interior, se descubre la verdadera naturaleza del complejo: en realidad se trata de cuatro edificios concebidos, cada uno de ellos, como un prisma, que se van colocando hasta formar las cuatro fachadas del conjunto. Así, el cuerpo oeste está destinado a las tareas administrativas del centro, con un despiece complejo de despachos y espacios de trabajo. La zona sur alberga los espacios singulares, como la sala de exposiciones o la biblioteca y el salón de actos, estos dos últimos dispuestos a doble altura. En el cuerpo este se emplazan las aulas y seminarios, con un generoso espacio de relación paralelo a la piel de vidrio abierta al patio. Por último, el volumen norte está dedicado a la residencia de estudiantes, con los dormitorios, comedores y espacios de estar.

Todo este claro orden funcional, una vez visualizado desde el patio, permite entender las sutiles diferencias de huecos en las sobrias fachadas exteriores que, desde ese momento adquieren otro significado.

ALFREDO FREIXEDO ALEMPARTE: Consellería de Medio Ambiente (1999-2002)

Arquitectos: Alfredo Freixedo Alemparte
Fecha: 1999-2002.
Zona: corona exterior

Este edificio administrativo, sede de la Consellería de Medio Ambiente, es el resultado de un concurso arquitectónico, cuyo primer premio obtuvo la propuesta del arquitecto Alfredo Freixedo. Concebido como un prisma rotundo, este edificio recoge la tradición ortodoxa del Movimiento Moderno para construir un espacio de trabajo eficaz y neutro. Un cuerpo prismático alargado, con los núcleos de comunicación y servicios en los extremos, dispone, en cada una de una de sus tres plantas, dos bandas, abiertas a las fachadas mayores y a un patio alargado central, con vocación de claustro. En cada una de estas áreas de trabajo es posible modificar sus compartimentaciones para adaptarlas a las múltiples exigencias de uso a las que está sujeto un edificio de estas características. La cubierta plana, las ventanas corridas y la austeridad formal, completan esta adscripción a la modernidad.

La piel del edificio, tanto en sus fachadas exteriores como en las interiores, es de acero corten, material frecuentemente utilizado por Freixedo. La inconfundible textura y el color del metal oxidado dotan al edificio de una presencia singular, que transforma su neutra y abstracta presencia, en uno de los más llamativos hitos visuales del último tramo del recorrido del Camino Francés, a cuyo borde se sitúa.

ANDRÉS PEREA: Complejo del SERGAS, IGAPE (Promoción Económica) E IGAE (estadística) (1998-2000)

Arquitecto: Andrés Perea
Fecha: 1998-2000
Zona: corona exterior

En el área de San Lázaro, frente al edificio del Palacio de Congresos e Exposicións de Galicia, Andrés Perea proyectó un expresivo conjunto de edificios de servicios administrativos, de formas curvas, unidos por un ajardinamiento, que incluye estanques, áreas de césped y viales de formas triangulares.

Los edificios más pequeños albergan las dependencias del Instituto Galego de Promoción Económica (IGAPE) y del Instituto Galego de Estatística (IGAES). El Servicio Galego de Saúde (SERGAS) ocupa una gran pieza longitudinal y expresivamente arqueada en planta, que domina la totalidad del complejo.

Todas las piezas edificadas se identifican como integrantes de un conjunto por una serie de rasgos comunes, como son la forma de sus huecos, siempre horizontales, el hormigón blanco de sus fachadas o las formas curvas de sus volúmenes. Sin embargo, cada una de las piezas posee diversos rasgos que  las singulariza, introduciendo elementos de orientación y significado en el conjunto.

Es de especial interés el encuentro de los edificios con el suelo y el tratamiento de este. Las láminas de agua triangulares reflejan las fuertes imágenes de los edificios multiplicando su presencia. Los pequeños edificios cilíndricos tienen una estrecha línea iluminada artificialmente en el contacto con el plano del suelo que produce el efecto, al ser contemplados de noche, de mágica levitación.

ANTÓN GARCÍA ABRIL: Sede SGAE (2005-2007)

Arquitectos: Antón García Abril
Fecha: 2005-2007
Zona: ciudad histórica

Tras la inauguración de la Escuela de Altos Estudios Musicales en la Finca Simeón, Antón García Abril y el Ensamble Estudio recibieron el encargo de proyectar y construir, en el mismo recinto, la nueva sede en Galicia de la Sociedad General de Autores de España. El edificio propuesto, cuya construcción comenzó en febrero de 2006, es una espectacular pieza longitudinal, apoyada en uno de los límites de la finca, que ofrece una doble cara hacia el interior y el exterior del recinto amurallado: hacia la calle, el edificio muestra una larga fachada convexa de vidrio impreso, apoyada sobre el cierre de la finca; mientras hacia el interior de la finca Simeón, el edificio ofrece una espectacular superficie, ligeramente cóncava, de gigantescas piezas de granito engarzadas en una estructura metálica, generosamente calada. El gran tamaño, las formas irregulares, y la posición inestable de los bloques de granito evocan la belleza y poética de las construcciones megalíticas.

La nueva sede de la SGAE organiza su programa en un sistema espacial complejo, definido por dos planos curvados dispuestos en paralelo, el de vidrio impreso y el de las moles pétreas, entre los que se dispone una fina membrana perfectamente tensa. Entre este plano interior y la piel de vidrio se dispone todo el programa menudo de despachos y áreas administrativas. Entre el mismo plano y la fachada de grandes piedras se abre en toda la altura y longitud del edificio un gran vestíbulo-pasillo de acceso. El auditorio, los espacios de formación y los laboratorios se disponen en el volumen bajo rasante en la finca y abiertos hacia la rúa das Salvadas.

La sede compostelana de la SGAE es un ejercicio arquitectónico de alto riesgo, cuyo resultado construido ofrece toda una lección de las posibilidades significativas y sensoriales de la arquitectura contemporánea.

El espacio de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) diseñado por el arquitecto Antón García-Abril, contribuye a la vida cultural y artística de la ciudad con una programación que presta especial atención al ámbito de la música y de la animación infantil, con ciclos de jazz, pop, metal, hip-hop o música tradicional gallega y con su consolidado ‘Escena en familia’, que cada domingo acerca a los más pequeños el mundo del teatro de la mano de las compañías de títeres más destacadas del panorama nacional.

JULIO CANO LASSO: Auditorio de Galicia (1986-1989)

Arquitecto: Julio Cano Lasso
Fecha: 1986-1989
Zona: Campus Norte

En 1964 el arquitecto Julio Cano Lasso realizó el conjunto de pabellones para albergue de peregrinos, con ocasión del Año Santo. La obra, concebida como temporal, pervivió años ofreciendo alojamiento a los estudiantes. Sobre la traza de aquella obra modesta y ejemplar, por su racionalidad e implantación, su mismo autor construyó el Auditorio de Galicia. Este gran complejo, destinado a dotar a Santiago de un edificio capaz de desarrollar una programación musical y expositiva de alto nivel, se proyectó con una serie de severos volúmenes de piedra, con el contrapunto de paños de vidrio horizontales, con particiones blancas y menudas, que evocan la tradición de las galerías.

El edificio del Auditorio de Galicia muestra su vocación de construir ciudad al respetar la plaza existente para convertirla en un gran escenario urbano, porticado en dos de sus lados, antesala exterior del edificio. Tras el sobrio pórtico se eleva el volumen prismático del telar de la sala principal del auditorio. Este volumen ciego y totalmente forrado por un muro de sillería de granito ciego, es el referente visual del edificio, desde los diferentes lugares de Santiago, desde los que es visible.

Un regato existente se utiliza para crear una gran lámina de agua, en la parte trasera del edificio, en el que se diseñó, vinculado a al equipamiento cultural, el Parque da Música en Compostela, al que se abren generosos paños de cristal, como la galería del restaurante, que queda volada sobre el agua, ofreciendo una hermosa vista de del parque y de la ciudad histórica, como telón de fondo.

ÁLVARO SIZA VIEIRA e ISABEL AGUIRRE: Parque de Bonaval (1989-2000)

Arquitectos: Álvaro Siza, Isabel Aguirre
Fecha: 1989-2000
Zona: Ciudad Histórica
El parque de San Domingos de Bonaval completa el conjunto integrado por el convento y el nuevo Centro Galego de Arte Contemporánea. Álvaro Siza, autor del CGAC, e Isabel Aguirre han integrado los elementos existentes en el gran recinto conventual, que incluye un jardín medicinal, diferentes ruinas, una carballeira y el cementerio de Bonaval. Este gran espacio público dispone elementos nuevos, como los muros de piedra que definen las rampas de acceso desde el museo, de forma que parece que siempre han estado allí, y mantiene piezas existentes, como la traza del cementerio, que resultan absolutamente novedosas.

En toda la minuciosa construcción del parque se han respetado todas las piezas arboladas, de gran porte, que contribuyen decisivamente a crear la sensación de que el nuevo parque está marcado por la presencia de una larga historia.

Los estimulantes recorridos a través de los diferentes espacios del parque de Bonaval ofrecen una gran variedad de vistas. Desde sus caminos pueden contemplarse los edificios históricos del conjunto conventual, la hermosa arquitectura contemporánea del museo, la nostálgica traza del cementerio o  perspectivas excepcionales sobre la ciudad de Santiago. Estos recorridos se enriquecen con la presencia de varias piezas escultóricas, como las firmadas por Eduardo Chillida o Leopoldo Nóvoa.

Siza y Aguirre han evitado poblar el parque de mobiliario convencional. La ausencia de bancos o papeleras de catálogo contribuyen a reforzar la singularidad de este excepcional espacio.

ALBERTO NOGUEROL e PILAR DÍEZ: Palacio de Congresos e Exposicións de Galicia (1991-1995)

Arquitectos: Alberto Noguerol y Pilar Díez.
Fecha: 1991-1995
Zona: corona exterior

Cuando se proyectó el Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia, su emplazamiento era una zona de borde de ciudad, con grandes áreas vacías, cuyo conjunto presentaba un cierto desorden. Este gran edificio se sitúa en el terreno dando la espalda a la vía de acceso, volcando su pórtico hacia el interior del recinto en el que se sitúa. Esta disposición es sólo una de las sutiles e inteligentes ambigüedades que este edificio ofrece al espectador. Su contundencia formal y claridad funcional revela al observador atento todo un rico mundo de segundas lecturas.

El edificio se concibe como un gran prisma bajo, cerrado por grandes piezas de hormigón prefabricado, situando en su centro dos grandes auditorios, de escenarios enfrentados, que se alojan en un segundo prisma, forrado en piedra. Este volumen sobresale sobre la envolvente exterior caracterizando la silueta del edificio. Alrededor de este volumen, contenido dentro del perímetro exterior del edificio, se genera un gran vacío, que funciona como ambigú de los auditorios. Todas las salas de reuniones de menor tamaño, cafetería y diversos despachos, se sitúan en los laterales mayores del rectángulo de la planta.

Los elementos interiores se diseñan con contundencia y elegancia, utilizando exclusivamente el color natural de los diferentes materiales: piedra veteada, metal, madera, etc.

HEJDUK: Torres botánicas (Cidade da Cultura) (1991/2000)

Arquitecto: Peter Eisenman
Fecha: 1999-
Zona: corona exterior

En 1999 la Xunta de Galicia convocó un concurso internacional par seleccionar el proyecto para la construcción de la Cidade da Cultura de Galicia, un gran equipamiento cultural con un vasto programa que incluía diversos museos, biblioteca, hemeroteca, teatro de ópera y centros de estudios e investigación.

El concurso se desarrolló en dos fases. En la primera fueron seleccionados doce equipos, por medio de un concurso de méritos. De estos, cinco eran españoles, los dirigidos por Ricardo Bofill, Santiago Calatrava, Manuel Gallego, Juan Navarro Baldeweg y César Portela; uno alemán, el de Daniel Libeskind; dos franceses; encabezados por Jean Nouvel y Dominique Perrault; uno holandés, Rem Koolhaas y OMA; otro suizo, el de Annette Gigon y Mike Guyer; y, por último, dos norteamericanos, Steven Holl y Peter Eisenman, que fue el ganador.

El proyecto de Eisenman refleja la talla intelectual y creativa de su autor. Este arquitecto, que tras una brillante carrera como crítico y estudioso de la arquitectura, montó su estudio con cincuenta años cumplidos, propone un edificio topográfico en el que las onduladas cubiertas de los diferentes edificios aparecen como el relieve del monte Gaiás, surcado por profundas grietas por las que se circula y accede a los diferentes volúmenes.

Eisenman propuso, una vez comenzadas las obras, rendir un homenaje a su compatriota John Hejduk, integrando en la Cidade da Cultura dos torres proyectadas por el desaparecido arquitecto para que se erigieran en Belvís.

El formidable tamaño del complejo, que iguala en extensión al casco histórico compostelano, su valiosa arquitectura y su variada oferta cultural, completan la voluntad de Santiago de convertirse en una referencia indispensable en el circuito cultural internacional.

 

GIORGIO GRASSI: Colexio Público Raíña Fabiola

Arquitecto: Giorgio Grassi
Fecha: 1992-1993
Zona: Ciudad Histórica

La faceta de teórico de la arquitectura impregna toda la obra del italiano Giorgio Grassi. Su idea de que los principios de la arquitectura son únicos e inmutables se refleja en toda su obra y, claro está, también en su conceptual proyecto para un colegio público compostelano. Construido en un huerto-jardín, en un borde de la ciudad histórica, el severo edificio muestra en su simetría y regularidad los valores de intemporalidad que le permiten aparecer en el centro del terreno como un volumen sólido, sereno, sin formas sorprendentes. Como si siempre hubiera estado allí.

Uno de los principales elementos inspiradores de este edificio es el volumen de una antigua villa suburbana, próxima al edificio, al borde del río Sarela. La capacidad de sus formas para dialogar con el paisaje circundante evocaron la característica silueta de las cuatro torres del colegio.

El colegio público Reina Fabiola, en Santiago, junto con la polémica intervención en el teatro romano de Sagunto y la biblioteca universitaria de Valencia, son las tres únicas obras de Giorgio Grassi en España.

ALBERTO NOGUEROL e PILAR DÍEZ: Facultade de Filoloxía (1988-1991)

Arquitectos: Alberto Noguerol y Pilar Díez
Fecha: 1988-1991
Zona: Campus Norte

La Facultad de Filología de la Universidad Compostelana se diseñó observando escrupulosamente las determinaciones del Plan Especial redactado para la implantación de los grandes equipamientos de uso universitario del Campus Norte. Esta normativa, además de fijar alineaciones para la nueva facultad, exigía que se pudiese circular bajo el edificio a través del pórtico dibujado por su estructura. Noguerol y Díez conciliaron el complejo programa del edificio con las normativas urbanísticas con un planteamiento estricto y claro: dos cuerpos longitudinales paralelos, uno destinado a aulas y otro a despachos de los diferentes departamentos y, en medio, un volumen singular que alberga los usos compartidos como el vestíbulo, salón de actos, salón de grados y biblioteca.

El despiece volumétrico del edificio en tres piezas, las dos laterales, levantadas del suelo por pilares, como prismas de gran longitud y escaso grosor, y la pieza central, más baja y ancha con cubiertas curvadas, presenta un planteamiento estricto y comprensible. Esta claridad dispositiva se enriquece con el modelado espacial del interior de estos volúmenes y el cuidado diseño de cada uno de los elementos que los completan. Así, las fachadas se van diferenciando, transformando los huecos de acuerdo con las orientaciones y el uso de los espacios iluminados. Diversos elementos como las escaleras de incendios o los huecos que se abren al espacio escalonado de la biblioteca, poseen un carácter casi escultórico. El perfecto maridaje entre riqueza plástica y planteamiento funcional riguroso, que caracterizan la arquitectura de Noguerol y Díez, invitarán al visitante a un recorrido minucioso a través de este edificio.