VISITA GUIADA A LA CATEDRAL

El sábado 17 de noviembre a la 17:00 teníamos programada una VISITA GUIADA a la Catedral de Santiago, por don Elisardo Temperán, Prefecto de la Catedral de Santiago de Compostela. Una visita de 1 hora que consiguió meternos a las 15 residentes que fuimos en la historia del Apóstol Santiago y de su Catedral.

Puerta Santa (interior):

Comenzamos con la puerta Santa de la Catedral recorriendo cada una de las escenas del Apóstol Santiago. Fue apresado por orden de Herodes Agripa I, quien ordenó su decapitación. Fue, por tanto, el primer apóstol en sufrir martirio.

La tradición narra que Santiago Alfeo (‘el Menor’) recogió la cabeza de Santiago y la entregó a la Virgen María para que la custodiase. Hoy esta reliquia se conserva en la Catedral de Santiago en Jerusalén. Sus discípulos recogieron el cuerpo y partieron en un barco a buscar un lugar apropiado para darle sepultura. En esta embarcación atravesaron el Mediterráneo y llegaron hasta las costas atlánticas.

Atracaron en el puerto de Iria Flavia, en los confines de la tierra entonces conocida, donde quedó la barca amarrada a un poste de piedra, lo que explica el origen etimológico del nombre de la villa de Padrón (pedrón).

Al Apóstol lo enterraron en el mausoleo de una casa de una familia romana.

 

 

Tumba del Apóstol:

Después bajamos a donde se encuentran ahora mismo los restos del Apóstol.Alrededor del año 813, en tiempos del Rey de Asturias Alfonso II el Casto, un ermitaño cristiano llamado Paio (Pelayo) le dijo al obispo gallego Teodomiro, de Iria Flavia (España), que había visto unas luces merodeando sobre un monte deshabitado. Hallaron una tumba, probablemente de origen romano, donde se encontraba un cuerpo decapitado junto a otros 3 cadáveres que por las características no tenían ni la edad ni lo que la tradición contaba del Apóstol. No dudaron que el cadáver era el de Santiago. El rey Alfonso ordenó construir una iglesia encima del cementerio (compositum), origen de la Catedral de Santiago de Compostela («Santo Jacob del compositum»).

Pórtico de la Gloria:

El broche de oro estuvo con la visita al Pórtico de la Gloria. Recorrimos una a una cada una de las escenas y pudimos saborear durante un buen rato la belleza de la obra de Maestro Mateo asi como la labor de restauración que se ha hecho.