FEEDBACK CON SUSANA RODRÍGUEZ

Un ejemplo de superación

Es complicado plasmar en unas líneas todo un ejemplo de superación. Y es que ayer, Susana Rodríguez  -que practica el deporte de Triatlon  de alta competición-consiguió mantener en silencio absoluto a un grupo de 50 universitarios.  Contó, con gran sencillez, sus logros y fracasos. Se trata de una médico de 29 años, de Vigo , que desde pequeña nació albina. Y lo que para algunos hubiera sido un motivo para achicarse, para ella ha sido la ocasión de luchar. Luchar, como una campeona por ser feliz con lo que tenía y llegar a lo más lejos que pudiera.

Desde los 10 años soñó con participar en una Olimpiada y a los pocos años pisaba las pistas de Rio…

“Me acuerdo de siempre, que quise ir a unos Juegos Olímpicos. Los primeros que recuerdo son los de Barcelona. En los de Atlanta me enteré que existían los paralimpicos. Un día, dije en casa mientras cenábamos: yo quiero ir a unos Juegos Olímpicos….. Después de mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucho entrenamiento… ¡ llego Rio 16.!. Te das cuenta de lo afortunada que eres, de los medios que tienes.”

Comenzó explicando las característica de ser albina: los problemas que generan en la visión, en la piel… Nos presentó también medios actuales para suplir esas deficiencias. Dijo: “Ante los problemas que hay que hacer…. buscar soluciones. No todas las veces hay pero muchas si. Cuando tienes unas circunstancias lo que hagas con ellas depende de ti, de cómo te enfrentes a las cosas y de la gente que te rodea”.

 

“Mis padres siempre vieron la diferencia como una cualidad”

Explicó  como sus padres les trataron a su hermana y a ella de la misma manera. “Siempre tuvimos un nivel de exigencia en casa bastante alto”. Puso algún ejemplo: sus estudios musicales. Para que nos hiciésemos cargo de la exigencia que reinaba en su casa contó sus estudios de violín. A ella  -dos años más pequeña que su hermana- le gustaba apuntarse a todo lo que su hermana hacía. Un día, su hermana decidió empezar a estudiar piano. Ella pensó: ok, pues yo estudiaré violín. En aquel momento tenía 6 ó 7 años. Cuando llevaba 2 años yendo al conservatorio vio que la música no era lo suyo y le planteó a sus padres dejar de ir al conservatorio. Sus padres le dijeron que entendían lo que le pasaba, pero que las cosas se terminaban.  Podría dejarlo cuando terminase de estudiar  el Primer Grado Elemental -cuatro años-. Asi que no pudo dejarlo hasta que terminó esos estudios.

“Al final de todo se puede sacar algo positivo.”

Tras competir varias veces con grupos y equipos de la Once, Susana seguía con sus estudios. Al terminar bachillerato hizo la Diplomatura de Fisioterapia en la Universidad de Vigo. Al terminar tuvo un gran disgusto porque un compañero y amigo suyo de la Once que tenía como yo 20 años falleció repentinamente y aquello le afectó mucho. Entonces se apartó un par de años del deporte pero, como todo en la vida esa decisión tuvo su parte positiva. Aunque dejó de entrenar, etc. empezó a barajar la idea de cumplir su sueño e intentar estudiar Medicina. La gente que tenía cerca no le alentaba en este sentido porque conocía sus limitaciones de visión y lo veían imposible. Pero ella no cejó en su sueño y pensó que si ellos tenían razón, la misma vida se lo demostraría pero la manera de saberlo era intentándolo. Y se matriculó en la USC en Medicina. Y estudió toda la carrera.

Con ella también estaba una compañera suya deportista y en 2º de carrera – por ver casualmente en internet que el Triatlon empezaba a ser un deporte Paralímpico- le preguntó a su amiga si no querría ser su guía en unas competiciones que había en España. Y participaron… Allí engancharon con una Competiciones de Londres… y así hasta llegar a Río.

La triatleta paralímpica Susana Rodríguez y su guía Anabel Gallardo en el Campeonato de Europa celebrado en Lisboa.Autora: Patricia Rodríguez

La triatleta paralímpica Susana Rodríguez y su guía Anabel Gallardo en el Campeonato de Europa celebrado en Lisboa.Autora: Patricia Rodríguez

“¿Cómo me inicié en el deporte?”

“En cuanto al deporte empecé con 10 años. Yo tenía una profesora de apoyo que venía todos los días a mi colegio”. Explicó como no le gustaba nada su aparición en el colegio ya que justo la sacaba de la clase de deporte que era la que más le gustaba. Pero un día…   “me planteo ir a unas jornadas deportivas” y allí empezó todo.  Nos enseñó  una foto del grupo de niños con el que se presentó a las primeras jornadas deportivas de la Once. Y allí enganchó con el deporte. ”

La importancia del trabajo en equipo en el deporte, pero no solo en el deporte sino en la vida en general yo lo veo ahora en el trabajo. Solo se pueden conseguir muchas cosas pero yo pienso que en equipo se pueden conseguir muchas más.

“¿Que me ha enseñado el deporte?”

medico, paralimpica

Susana Rodriguez, triatleta paralímpica y medico

“Me ha enseñado mucho de respetar a los demás, saber que hoy tú eres la mejor pero mañana habrá otro mejor que tú, saber que solos podemos hacer muchas cosas pero juntos podemos hacer muchas más.
Al final, si quieres pues muchas veces puedes”

El grupo de universitarios terminó con un bombardeo de preguntas, cuestiones… y por supuesto que se cristalizó el momento con unas cuantas fotos en el photocall.