Y SI NO ME DA LA NOTA PARA MEDICINA… ¿QUÉ HAGO?

“Miles de estudiantes -muchos candidatos a estudiar Medicina- en unos meses os encontraréis embarcados  en la prueba de acceso a la universidad (la ABAU en Galicia) Dicha prueba os proporcionará la tarjeta de entrada al grado que deseáis, siempre y cuando logreis la nota que se requiere para la enseñanza y universidad preferida” (EL MUNDO). Como sabéis, cada año se marca una NOTA DE CORTE en cada Facultad que corresponde a la nota del último alumno admitido en esa facultad el año anterior. Si pinchas aquí podríás ver las notas de corte de este año.

Esta nota es simplemente orientativa porque el que el año pasado el último alumno de Farmacia de la USC entrara con un 8,1 -por ejemplo- no significa que este año si tú terminas con un 8,1 tienes asegurado entrar. Te compensa funcionar sin dar nada por seguro. Cada año todo puede cambiar, pero si te sirve como una orientación.

Te puede ayudar echarle un ojo a cómo suelen evolucionar las notas de corte para tener paciencia y esperar a que vayan bajando. Este artículo te puede ayudar: CÓMO EVOLUCIONARON LAS NOTAS DE CORTE EN 2017

Si estás pensando estudiar Medicina te interesa…

Si estás pensando estudiar Medicina te interesa seguir leyendo este artículo para que leas testimonios de estudiantes de 2º BAC que han entrado en Medicina, quizás no a la 1ª pero  dan pistas de qué hacer si tu nota está raspando…

Según datos del Ministerio de Educación correspondientes al curso 2016/2017, los alumnos matriculados para presentarse a la PAU ascendieron a 300.232 (cifra similar a la de este año), aunque finalmente se presentaron a los exámenes 280.627; de ellos, 246.400 los superaron.

Tras la dura oposición, al igual que en años anteriores, seréis muchos los que elijáis como primera opción el Grado de Medicina. Uno de los más demandados, exigentes y largos. A lo que se une  que se requiere para ingresar en ella una nota media muy alta: la nota media de corte de las Facultades de Medicina se situó el año pasado en un 12,529 sobre 14.

El que la nota de corte de una Universidad sea más alta o baja depende de muchas cosas: del número de plazas de esa Universidad, de las asignaturas que ponderan… etc. De forma que si un Grado de Medicina en una facultad tiene una nota alta NO SIGNIFICA que esa Universidad sea mejor. La calidad y excelencia académica de una Facultad depende de otras cosas.

Aqui te presentamos las notas de corte de todas las Facultades de España y el número de plazas que oferta cada univesidad para estudiar Medicina.

NOTAS DE CORTE, Nº PLAZAS Y PRECIO DE LAS FACULTADES EN 2017/2018

UNIVERSIDADES MEJOR POSICIONADAS PARA SACAR EL MIR:

Es interesante también, a la hora de la elección de la Universidad y Facultad donde vas a cursar tus estudies que aspires a entrar en las Universidades mejor posicionadas en los resultados del MIR, puesto que eso te garantiza tu futura plaza. Al igual que descartes optar por entrar las que tienen un % más bajo de aprobados en el MIR. Aunque de primeras puede interesarte si por nota de corte es donde puedes entrar, acceder a ella con vistas a trasladarte en 2º o 3º curso de carreras.En el link anterior puedes leer un artículo interesante que reflejas las Universidades desde donde te será más difícil después superar el MIR:

Te adjuntamos una tabla de las Universidades mejor posicionadas para aprobar y tener plaza en el MIR con los datos del año pasado:

La USC se encuentra entre las 20 mejores Universidades posicionadas donde  el 68,7% de los presentados a las pruebas del MIR superan la prueba y obtienen plaza

LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA TIENE UNA DE LAS MEJORES FACULTADES DE MEDICINA DE ESPAÑA, DONDE LA NOTA DE CORTE NO ES MUY ALTA Y EL PRECIO ASEQUIBLE

Y la Universidad de Santiago de Compostela (USC) siendo una de las mejores Facultades de España según el QS WORL UNIVERSITY RANKINGS BY SUBJECT se sitúa en el puesto 10 entre las facultades de Medicina españolas

Por eso, es bueno que revises como hacer la preinscripcón en Galicia ya que es posible que puedas acabar entrando, pero sólo lo conseguirás si has hecho la preinscripción. Este artículo te puede aportarte esta información: PASOS PARA MATRICULARTE EN LA USC.

Además el precio por año de estudiar Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela (USC) es de 900 €/año. Aqui puedes informante: http://www.usc.es/graos/gl/graos/ciencias-saude/medicina

Siguiendo las estadísticas recogidas por Educación, el curso pasado, Medicina registró una demanda de 46.408 preinscripciones en primera opción para 5.632 plazas dotadas en las universidades públicas. Esos datos arrojan una alta competencia por hacerse con un puesto en las aulas médicas: 8,2 candidatos por plaza. Es decir, siete aspirantes se habrían quedado sin acceder a la formación pública en Medicina, una proporción que se viene repitiendo a lo largo de los últimos años.

Aunque los decanos de las distintas facultades de Medicina aclaran que pueden ser cifras un tanto engañosas, pues muchas de esas solicitudes pueden estar duplicadas al tener cada alumno la posibilidad de optar a distintas facultades, sí reconocen que el de Medicina es uno de los grados con más alto índice de preferencia.

Aqui te ofrecemos un video con 10 razones para estudiar en la USC

A pesar de este incremento reiterado en el número de plazas y de facultades, cada año la frustración se apodera de aquellos que no logran ingresar en Medicina, una de las profesiones más vocacionales y dedicadas. ¿Y qué sucede si no me diera lo nota? ¿Tiro la toalla? ¿Decido seguir peleando y encontrar el camino que me lleve de nuevo a mi vocación para la Medicina? Pues… depende!

Realmente si no te da la nota de corte es el momento de barajar otras posibilidades de carreras bastantes afines a Medicina, aunque también te animamos a que consideres la posibilidad de prepararte -durante el verano (si lo repites en septiembre o en julio en algunas comunidades) o durante un año si te volvieras a presentar en junio- para subir tu nota de la ABAU.

UNA OPCIÓN ES MATRICULARTE EN OTRO GRADO Y CAMBIARTE AL AÑO SIGUIENTE A MEDICINA:

Dentro de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), por ejemplo, podrías estudiar el Grado de Enfermería. Odontología (estos 2 grados son los más afines), Farmacia, Óptica, Química… todas ellas te permitirían el acceso en un futuro a Medicina -pero siempre, volviéndote a presentar a las pruebas de la ABAU-.  Esta opción tiene la ventaja que mientras haces 1º de otro Grado puedes avanzar en las asignaturas de Medicina porque muchas te las pueden convalidar y a la vez, aunque las asignaturas tienen poco que ver con el sistema de la ABAU  sí te facilitan que al estudiar las pruebas de la ABAU adquieras mayores conocimientos y madurez.

En concreto, en la USC, con el grado que más te convalidarán si después consigues la nota para entrar en Medicina es haciendo un 1º año de Enfermería. Sin embargo, donde te acercarás más al Grado de Medicina por nivel de estudios, tendrás los mismos profesores de la Facultad de Medicina , etc.es si haces un 1º curso de Odontología.

Se trata de estudiar los pros y los contras y no sería raro que, al elegir otra opción aciertes de tal manera que termine siendo tu futuro profesional y aparques la Medicina.

EXISTEN 2 CAMINOS:

1. CURSAR 1º DE OTRO GRADO Y SOLICITAR TRASLADO DE EXPEDIENTE DENTRO DE LA USC:

Esta opción existe, por ejemplo, si haces 1º Grado de Odontología. Suele haber pocas plazas para esta opción. Aquí los factores que se tienen en cuenta para aceptar o no tu traslado dependen de cada universidad. En general tendrán en cuenta tu nota de acceso, y tu expediente académico. Por lo tanto es importante sacar las mejores notas que puedas ese primer año. En esta vía también es muy recomendable presentarte de nuevo a la fase general y/o específica de la Selectividad.

En general, suele ser más fácil entrar mediante la preinscripción, donde compites con estudiantes de nuevo ingreso, que mediante traslado. Pero como puedes iniciar los 2 procesos de forma paralela no tienes nada que perder.

Debes tener en cuenta que no tienes una garantía de poder cambiar, por lo que lo mejor es matricularte en una carrera que te gustaría estudiar si no consigues cambiar a Medicina.

Pros: Al estudiar un grado de la misma rama, si consigues cambiar a Medicina se te convalidarán muchos o incluso todos tus créditos.

2.HACER DE NUEVO LA ABAU Y LA PREINSCRIPCIÓN:

Aquí vuelves a competir con los estudiantes de nuevo ingreso. Para maximizar tus posibilidades, conviene mejorar tu nota de acceso presentándote de nuevo a la fase general y/o específica.

Podrás cambiarte a Medicina siempre que te lo permita la nota de corte, es decir, para entrar en Medicina, tendrías que hacerlo con tu nota de la ABAU. La nota de la Fase General no tiene caducidad, pero la de la Fase Específica sólo te la reservan durante dos años. Siempre te puedes presentar a cualquiera de las dos fases para subir nota en el caso de que necesites más para entrar en Medicina.

Una vez que hayas subido, las convalidaciones se solicitan al  entrar en Medicina, mediante una solicitud que se presenta en la Secretaría de la Facultad.

Si realmente tienes vocación para la Medicina este camino es más largo, pero no pierdes el año porque ya te inicias en las asignaturas de Medicina y ese mismo estudio te ayuda a presentarte a la ABAU con una madurez mayor y consigues muchas veces subir la media.

ALGUNOS TESTIMONIOS DE ASPIRANTES A MEDICINA…

Os ponemos aquí algunos ejemplos de residentes del Colegio Mayor que han batallado entrar en Medicina y LO HAN CONSEGUIDO:

PATRICIA, DEPORTISTA DE ALTO RENDIMIENTO:

  • Patricia Celestino estaba convencida que entraba sin problema en Medicina con la Nota de Selectividad: ser médico era mi única opción. Cuando me llegó ls nota de selectividad, hice los cálculos para ver qué había sacado y tenia un 12,216. La verdad, que pensé que me daba para entrar en Medicina. Según la nota de Corte del año anterior de Valladolid, estaba admitida sin problema. Fui con mi padre a por el papel y, efectivamente el 12,216 aparecía allí clarísimo por lo que eché muy feliz la solicitud en  la Universidad de Valladolid y, por si acaso también en la de Salamanca. Pensé que además siendo deportista de Alto Rendimiento si no entraba por la nota, me daba por lo de deportista de élite.

 

Desde pequeña he sido

deportista de alto rendimiento

de Natación sincronizada

Entonces, fueron saliendo los cortes de las distintas Facultades y no entraba en ninguno. Mandé un correo al Decano, al rector… porque por la nota me faltaba una décima y por deportista, estaba antes en Salamanca que en Valladolid. Estaba la 7ª en la lista de espera de Salamanca y la 11 en la de Valladolid. Me vine a bajo ya que mi idea de si no entras por nota, entras por nivel deportivo, se me iba al traste. Y es que, cuando eres deportista de Alto rendimiento hay unos niveles que te puntuan de distinta forma: dependiendo de si vas a competiciones, si el deporte que practicas es individual o colectivo… Según eso, no tenía gran puntuación como deportista, de manera que gente de otros deportes y con menos nota, por deportista entraba sin problema. Mientras que lo mío no parecía fácil. Como la 2ª opción era Enfermería entré sin problema, pero sin abandonar nunca mi idea  de hacer Medicina. Aunque iba aprobando sin problema, no me gustaba la sensación de ser enfermera frustrada por no haber podido entrar en Medicina. Y me resistía a quedarme como Enfermera ya que no me gustaba la idea de tener justo a un médico por encima. 

Algunos errores que te aconsejo ahorrarte:

Francamente pienso que en mi itinerario cometí dos errores: 1º) el de echar mi solicitud sólo en 2 Universidades  de 2 Comunidades distintas y el 2º) haber puesto Enfermería como 2ª opción. Lo de no haber hecho la preinscripción en más universidades, no me lo perdono ya que hubiera entrado sin problema en alguna. Eso te lo enseña la vida. Si, me confié. 

Y mi consejo, si realmente no vas a cejar en intentar lo de ser médico, es no poner Enfermería de 2ª opción ya que estuve todo el 1º año sufriendo: te dan clases médicos que te encantaría que te dieran esas clases en Medicina; estás en la biblioteca rodeada de estudiantes de medicina… ¡ y tantas cosas! Que al menos a mi ese ambiente no me ayudó porque apenas me metí en la carrera de Enfermería. Si hubiera cogido, por ejemplo, Fisioterapia pienso que ahora mismo seguiría con esa carrera porque no está tan vinculada a Medicina, que es lo que quieres ser. Acabe 1º de enfermería, como te decía,  sin ilusión. Estuve a punto de dejarlo.

Al terminar volvi a intentar entrar, con la misma nota y con la de deportista de alto rendimiento y esta vez ¡¡¡entré en Santander y en Santiago!!!. No me lo creía Y me vine a Santiago corriendo a matricularme ya que entré en el primer corte. No habia a dejar pasar esta oportunidad. Después , en la 3ª entré en Santander pero francamente la USC me parece que es una Universidad con más nivel y solera. Estoy contentísima. Todo han sido ventajas.

LUCÍA, TRAS 2 AÑOS DE ODONTOLOGÍA:

  • Lucía Sánchez, siempre había querido ser médico, “Cuando hice 2º BAC tampoco pensaba que iba sobrada de nota, pero me iba bien.  Cuando estaba llegando la selectividad resulta que el año anterior en mi colegio la prueba de Química no había salido muy bien por lo que a última hora decidí que iba a poner Matemáticas en las específicas. Entonces no me dió la nota en Madrid y como  Matemáticas ponderaba menos en las específicas de fuera de Madrid lo intenté pero tampoco entré.

Y es que, cuando no entras por unas décimas -es decir teniendo buena media- empiezas a pensar en todas las posibilidades para intentar encontrar el camino más corto.

En mi caso había 2 formas de subir la nota:

1º) Si no entras la opción que tienes es por ejemplo hacer un Ciclo Superior.

Esa nota te valdría como el equivalente de la nota de bachillerato y la Fase general y después tendrías que repetir las específicas para puntuar por encima del 10. Esa es una opción, pero en mi caso, como tenía buena nota de bachillerato no me hacía falta,

Y una pega que tiene el hacer Ciclo Superior -no es una experiencia mía, pero sí de alguna amiga mía- es que cuando haces un Ciclo Superior de 1 o 2 años es bueno elegir un Ciclo que tenga asignaturas que luego puedas encontrarte en Medicina porque si durante 2 años, por ejemplo, dejas de ver la química, o matemáticas luego al entrar en Medicina puede costar más enfrentarte a esas asignaturas.

2º) Otra opción es repetir las específicas.

Pero ¿qué ocurre? Si repites las especificas en septiembre tienes que repetir las mismas que hiciste en la fase genral de junio. En cambio si las repites al año siguiente, la fase general funciona como un bloque único y entonces por ejemplo yo, si había metido Química en la Fase general pues podía repetirla también en las específicas. Cosa que si hacía en el mismo año, no podía hacerlo. En mi caso, fue dos años después porque hice 2 años de Odontología.

3º) Y ya, si tienes mala nota en la general, puedes repetirla entera.

No puedes repetir asignaturas sueltas. La nota que repites para septiembre no te sirve para ese año, sino para el siguiente. Pero al menos ya la tienes.

Por todo esto y como tenía buena nota pensé empezar Odontología. Tampoco me disgustaba : me parecía similar a Medicina, ayudabas a la gente… Cuidabas la salud, dabas un servicio. Me pareció parecido a Medicina con un plan de estrategia, etc. Era la que más me gustaba y tenía buenas salidas. Entonces, me acuerdo que tuve que ir al hospital. Iba con mi madre y  le dije: mamá a mi lo que me gusta es la Medicina, aunque todo el mundo me animaba por el tema de las salidas. Mi madre me dijo; Pues ya sabes, entonces a repetir la selectividad. Lo fui dejando, aprobé 1º y decidí seguir con Odontología porque me estaba gustando.

Al terminar 2º decidí que tenía que retomar mi sueño de ser médico porque eso de no conseguirlo era un pensamiento que me venía cada vez con más fuerza… y lo volví  a intentar.

Con la suerte de que esta vez entré: primero en la Universidad de Barcelona y a los pocos días en la USC que es a donde preferí venirme ya que me parecía una buena universidad y el gallego lo veía más sencillo que el catalán. Y la realidad es que no he tenido ninguna clase en Medicina en gallego, mientras que en Barcelona las hubiera tenido todas en catalán. La verdad es que estoy encantada!!! Santiago es una ciudad muy universitaria, accesible y muy agradable para un universitario.

Para aquellos que deciden no dar demasiadas vueltas y tienen medios suficientes, están las facultades privadas (nueve en total), donde el precio por cada curso puede llegar a superar los 10.000 euros. Según la estadística de precios públicos universitarios del Ministerio de Educación, el coste medio de la carrera (360 créditos) estaría en torno a los 7.750 euros.